Etapas de la empresa
Las empresas atraviesan por distintas etapas a lo largo de su ciclo de vida y los problemas y necesidades varían según las características de cada una. Un buen diagnóstico es clave para superar con éxito los desafíos.

MANAGEMENT CONSULTING (CONSULTORÍA DE NEGOCIOS)
Y LA IMPORTANCIA DE UN DIAGNÓSTICO
“Management Consultants” o Consultores de Negocios, son asesores especializados que aportan su experiencia a empresas y “Start-Up’s”, permitiendo el ordenamiento y desarrollo operativo, económico, financiero, comercial, y de marketing entre otros. Una Consultoría de Negocios eficiente requiere poseer una visión global y estratégica, pero basada en la experiencia real adquirida en el mundo de las empresas.

En la actualidad, la complejidad de los negocios hace que los cambios deban darse de manera muy rápida y ágil para adaptarse al entorno y las fluctuaciones, por lo cual la Consultoría deber ser confiable y muchas veces multi-disciplinaria. La consultoría a veces requiere de una persona experta que pueda ponerse varios sombreros en un escenario acotado, y otras veces un equipo de personas trabajando coordinadamente ante un entorno mucho más complejo. La diferencia entre un consultor de negocios y cualquier otro experto, radica en que el consultor de negocios se focaliza en el desarrollo de estrategias y sintonía fina para coordinar las necesidades de la empresa con los objetivos individuales de cada unidad de negocio.

El punto de partida de una Consultoría de Negocios es el análisis y diagnóstico, y la elaboración de un plan de acción. Este trabajo permite tomar un conocimiento en profundidad de las distintas áreas de la empresa con la imparcialidad y distancia que solamente un asesor externo puede lograr.
Post-planificación, los consultores trabajan junto a la dirección para la implementación del Plan y alcanzar los objetivos propuestos. Esto significa trabajar en estrecha colaboración con el equipo de gestión y asignar una variada serie de funciones para llevar el proyecto adelante. Otro aspecto importante de la consultoría es monitorear la evolución del plan en la medida que el negocio se adapta a circunstancias imprevistas como cambios en el mercado.

Si bien los consultores de negocios pueden tener mayor especialización en algunas industrias o mercados, generalmente poseen dominio en áreas de administración de empresas, finanzas y gestión de personal.

Sus principales responsabilidades incluyen la determinación de los niveles de riesgo de los negocios incipientes y en desarrollo, proyectando las ventajas a largo plazo de las políticas y las prácticas del negocio. También tienen las habilidades necesarias para implementar los cambios requeridos. Esto a menudo implica el suministro de material escrito (informes, reportes y recomendaciones, etc.) y la participación directa en la formación y educación de los empleados para incorporar cambios en las nuevas prácticas y procedimientos. Sin embargo, el mayor activo de un consultor de gestión especializada para un negocio es a menudo su perspectiva fresca y única junto con la honestidad que el negocio no siempre puede obtener de los empleados tradicionales.